domingo, 27 de septiembre de 2009

Madrugada


Son la una de la mañana, me encuentro en la misma mesa, sentado en la misma silla incomoda, bajo la misma luz de mi lampara de estudio, volteando al obscuro patio interno de la casa, enfrente a esta maquina. Me siento estático, triste y solo. Mis compañeros de casa no han estado en ella y solo llegaron a dormir. Tengo la mente llena de pensamientos, preocupaciones escolares pero abundan mas aquellas cosas de mi vida que cada vez siento que las estoy perdiendo, que ya no se como se sienten emocional y físicamente, me pregunto...¿Cuando volverá ocurrir, el beso de alguien que quiero, el tacto de mano a mano y de allí a todo el cuerpo, la emoción de los encuentros, y sobre todo la sensacional que es difícil explicar cuando uno esta vuelto loco por alguien de nuestra especie?.....¿Cuando?....No lo se. Por una parte ya la costumbre ya ni la percibo, todo es igual, los días iguales, aveces hay diferencias en ellos y aveces no hay nada. De tanto que sucede aprendí a disfrutarlos. Es complicado, mejor ahora sueño con las cosas, con lo que viene o lo que nunca vendrá. Tiempo, sigue corriendo, mi vida también y rápido. Lo que queda es mejor no seguir pensando. Definitivamente.

5 comentarios:

raul dijo...

Dicen que mientras menos lo piensas más posible está por ocurrir aquello que sueñas. Asi que menos vueltas a los ideales. Te propongo menos cielo y más abrazo.

Domingo. dijo...

Así me siento siempre.

Adrian dijo...

bonita tipografia. saludos

Gómez Mendiburu dijo...

Creo que este sentimiento es generalizado.. La edad? Las fechas? La etapa de vida? Bueno, al menos no estás solo nene...

Anexor dijo...

Se siente igual de bien que cuando encuentras un blog tann interesante :)

Seguidores